Inseminación Artificial

La Inseminación Artificial (IA) es una técnica de reproducción asistida sencilla que consiste en procesar una muestra de semen para seleccionar de ella los espermatozoides de mejor calidad e introducirlos posteriormente en el útero de la mujer mediante una cánula de inseminación.

De esta forma se reduce la distancia que los espermatozoides han de recorrer antes de encontrarse con el óvulo y se salvan posibles obstáculos anatómicos o inmunológicos que pudieran existir en el entorno de la vagina o a lo largo del cuello uterino.

Una IA se puede realizar durante un ciclo ovulatorio natural pero para provocar el crecimiento de más de un óvulo y aumentar así la probabilidad del embarazo, se suele hacer tras una suave estimulación hormonal del ovario.

Está indicada cuando la permeabilidad de las trompas de Falopio está conservada y siempre que el semen sea de calidad suficiente.

La inseminación se puede realizar con semen de la pareja o con semen de donante en caso de alteraciones severas del semen o en caso de mujeres solas.

Te ayudamos a resolver tus dudas, consúltanos mediante nuestro formulario de contacto.