Diagnóstico de esterilidad

El análisis del semen es fundamental para establecer posibles problemas de fertilidad masculina.

El seminograma reproductivo está enfocado a conocer cómo se comporta la muestra seminal en el laboratorio y a determinar la técnica reproductiva (IA, FIV y/o ICSI) adecuada a esa muestra.

En Reprofiv contamos con un privado masculino para recoger la muestra seminal, permitiendo su traslado inmediato al laboratorio para el análisis posterior.

Inicialmente se realiza una valoración macroscópica y se determina: volumen de eyaculado, pH, color, olor, viscosidad y tiempo de licuefacción; posteriormente se efectúa la valoración microscópica y se evalúa: la movilidad de los espermatozoides (siendo la movilidad  progresiva la determinante), la concentración (número de espermatozoides por ml de eyaculado) y la morfología (cabeza, cuello y cola de los espermatozoides). Con estos valores se determina el T.M.S. (número total en el eyaculado de espermatozoides con movilidad progresiva).

En segundo lugar se procede a realizar la  capacitación espermática que se puede hacer mediante dos procedimientos: swim-up (el que más utilizamos) y gradientes.

Tras ella se determina el R.E.M. (número de espermatozoides progresivos tras capacitación espermática). El R.E.M. (junto con la morfología) es un punto de corte para derivar la muestra seminal a una u otra técnica reproductiva.

Para establecer los valores de referencia nos basamos en los determinados  por la O.M.S. (2010).

En el mismo día, el biólogo informará adecuadamente al paciente o pareja  sobre el resultado del seminograma.

Te ayudamos a resolver tus dudas, consúltanos mediante nuestro formulario de contacto.